ISSN 2476-1672

Header Ads

José Martí y los partidos políticos

José Martí (1853-1895)
Martí siempre tuvo muy claro el papel de los partidos políticos en una democracia y el papel de los pueblos en ella. De modo que ningún grupo o clase social se confunda con el pueblo soberano, lo suplante en el ejercicio de su soberanía, ni excluya a otros grupos, sean mayorías o minorías, de la participación en la vida democrática de su propio país: para él, soberanía radica en el pueblo.
En 1894, al cumplirse el tercer aniversario de la fundación del Partido Revolucionario Cubano, Martí aclara su concepto:
"A su pueblo se ha de ajustar todo partido público, y no es la política más, o no ha de ser, que el arte de guiar, con sacrificio propio, los factores diversos u opuestos de un país de modo que, vivan sin choque, y en libertad de aspirar o de resistir, en la paz continua del derecho reconocido, los elementos varios que en la patria tienen título igual a la representación y la felicidad. Un pueblo no es la voluntad de un hombre solo, por pura que ella sea, ni el empeño pueril de realizar en una agrupación humana el ideal candoroso de un espíritu celeste, ciego graduado de la universidad bamboleante de las nubes. De odio y de amor, y de más odio que amor, están hecho los pueblos; sólo que el amor como el sol que es, todo lo abrasa y funde..."
En varias ocasiones se ha intentado justificar la hegemonía y exclusividad de un único partido en Cuba pos revolucionaria, argumentando que José Martí fundó un solo partido. Es por lo menos ingenuo, pensar que un hombre puede fundar a la vez varios partidos. Lo que habría que dar a conocer es qué pensaba, qué decía y qué realizaba ese hombre con relación a la democracia y el papel de los partidos en ella. Esta cita que ilustra este trabajo es una declaración exacta de lo que Martí pensaba sobre ello.
Filólogo Ángel Cristóbal García
Bastaría esa cita para convencer del criterio pluripartidista de José Martí y de que ese concepto democrático no estuvo nunca reñido con el de la unidad que él fraguó, edificó y defendió en absoluto respeto a "los factores diversos y opuestos del país", tal como escribe.
Pero debemos profundizar más en el concepto de política partidista que postulaba el Apóstol y que los cubanos y cubanas de hoy tanto necesitamos discernir y practicar en esta hora clave para la República.
(Tomado de: Tras la huella de Martí en Caracas. Ángel Cristóbal García. Editorial Letras Latinas, 2015)
Share:
Publicar un comentario

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages