ISSN 2476-1672

Header Ads

Pon la Navidad en tu corazón


La Navidad y los días finales del año nos hacen más sensibles -no sensibleros-, y propicios a compartir con  familiares, amigos y compañeros de trabajo; tratando de recuperar lo que no hemos podido hacer durante 11 meses de duro bregar. Es por tanto la mejor época para perdonar y reconciliarnos: también para agradecer a Dios por lo recibido y permitirnos estar cerca de quienes amamos y nos aman. Por estas fechas me viene a la mente el estribillo de un villancico que escribió mi papá a finales de los 90’ y que es hoy uno de los favoritos de los fieles católicos villaclareños: “Pon la Navidad en tu corazón, pon tu corazón en la Navidad / Navidad es un niño que nació en Belén y vino a la tierra para hacer el bien”... Me cuentan mis padres que, en ausencia de arbolitos, nacimientos, y golosinas especiales debido a la escasez, nada de eso impidió la celebración de la Navidad en lo profundo de las familias cubanas, ni la tradición de visitar la iglesia para asistir a la misa del gallo, escuchar el Evangelio de Lucas y los recitales de villancicos que preparaban con emoción los coros de cada parroquia. Y es que, lo más importante es conservar el espíritu navideño, entender que es una celebración por el nacimiento del Hijo de Dios, Enmanuel, el Niño que trajo al mundo la esperanza: Dios hecho hombre, a imagen y semejanza de todos nosotros.






Share:
Publicar un comentario

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages