ISSN 2476-1672

Header Ads

España tuvo a Platero.. y Santa Clara a Perico

Portada del libro "Arre Perico", de Mario Crespo.
Diseño: Ángel Cristóbal
Foto de la época, del burro Perico halando el carretón de Lea.
Poco después el borrico obtuvo su libertad, y comenzó su leyenda
España tuvo a Platero… y Santa Clara a Perico
(Relato en décimas de un burrito)

Texto: Ángel Cristóbal
Ilustraciones:
 
En honor a la amistad
surge mi verso sincero
como un humilde vocero
de toda la humanidad.
Y en honor a la verdad
al mundo entero le explico
la vida real de Perico,
mi burrito predilecto
que se mereció el afecto
del viejo, el joven y el chico.

*******

Hace más de ochenta años,
a los pies de Cerro Calvo,
surgió la historia que salvo
de los archivos de antaño.
Fue la ciudad Santa Clara
cuna de esta tradición,
fuente de inspiración
de niños pobres y ricos,
y hasta poetas narraron
las hazañas de Perico.

********

Halando de un carretón
primero fue utilizado
para la venta de helado
a toda la población.
Fue grande la admiración
que Perico se ganaba,
mas también se contemplaba
que de domingo a domingo
manejado sin descanso
duramente trabajaba.

******

En el mismo carretón
con Lea y un primo suyo
comprando envases vacíos
ganaba su mantención.
Pero como la situación
de su dueño mejoró,
Lea se decidió
a darle al burrito manso
el merecido descanso
que trabajando ganó.

****

Ya libre, siguió Perico
por las calles rebuznando
como un mendigo implorando
el mendrugo personal.
Se ganó de cada cual
un verdadero cariño
y no había un solo niño
que lo premiara en su afán
dándole un trozo de pan
sazonado de cariño.

*****

En el teatro Caridad
en una escena teatral
ganó el burro sin par
mucha popularidad.
Y en la fiesta popular
del paseo carnavalesco
tirando de un pintoresco
carruaje bien adornado,
se mereció del jurado
el triunfo más novelesco.

*****

Distintas revistas gráficas
lo publicaron también.
Y fue aplaudido muy bien
en cintas cinematográficas.
Varias páginas biográficas
de su vida han publicado
y hasta un pintor afamado
pintó un cuadro de ornamento,
que estuvo en un departamento
del fenecido Senado.

*****

Aunque no era pendenciero
Perico fue preso un día
por andar con estudiantes
en protestas por la vía.
Un policía arrogante
quiso impedirle el destino
diario de llegar al Parque:
pero el famoso burrito
se burló del vigilante,
cruzando por otro camino.

*****

Porque en este bello mundo
no puede haber nada eterno
en una noche de invierno
murió el burro vagabundo.
¡Hasta el niñito más tierno!
desfiló con humildad
ante el que con bondad
fue querido y apreciado,
protegido y admirado
por toda la comunidad.

*****

Ahora vive en la memoria
Perico, el burro sapiente,
que dejó eternamente
en Villa Clara una historia.
Por eso yo no exagero,
lo digo con todo esmero
que si en España, Platero
fue un muy famoso borrico:
La orgullosa Santa Clara
¡tuvo a su burro Perico!





Share:
Publicar un comentario

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages