ISSN 2476-1672

Header Ads

  • This is default featured slide 1 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 2 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 3 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 4 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 5 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

Los tiempos de La Caridad

Aunque desde 1980, venía publicando en el periódico local Vanguardia una serie de artículos sobre viejas edificaciones, leyendas y tradiciones de la ciudad de Santa Clara -recuerdo algunos como: "El Eco y La Alborada", "Los lavaderos públicos de Marta Abreu de Estévez", "El parque Vidal", "Al pie del tamarindo", "Manuel Dionisio González" y "Fiestas de fundación"-, ello se vio interrumpido por una absurda situación de carácter "ideológico", que ocasionó mi abrupta salida de la Universidad Central de Las Villas -donde trabajaba como redactor de la revista Islas-, y una censura de toda mi actividad cultural y literaria en los años de 1982 a 1993. No fue sino gracias al periodo especial, cuando al país "le apretó el zapato" por una profunda crisis económica, política y social (causada por la desaparición de la Unión Soviética y el llamado campo socialista), que el Gobierno cubano abrió sus puertas (y puertos) a la búsqueda de divisas, y surgieron iniciativas como Colección Escambray (de la cual ya escribimos en artículos anteriores), y ello me permitió regresar a mi actividad investigativa y periodística, a solicitud de los mismos que me habían censurado diez años antes.
Uno de aquellos cuadernillos que conservo con mucho cariño es aquel que lleva el título de El teatro La Caridad, el templo de talía que construyó en Santa Clara la benefactora de la ciudad, Marta Abreu de Estévez. Se trata de un librillo que narra los orígenes de aquel Teatro, los costos de su construcción, las primeras presentaciones teatrales que allí tuvieron lugar y hasta los detalles de su arquitectura; entre los cuales destaca las pinturas que se hicieron en el interior de su techo: una verdadera obra de arte inspirada en representaciones clásicas del drama, la falsa y la comedia, más adelante repetida en el Teatro Terry de Cienfuegos (la eterna ciudad "rival" de Santa Clara).
Tuve la oportunidad en los años 70, y principios de los 80 no sólo de deleitar mi espíritu con artistas nacionales e internacionales que por allí pasaron; sino que me presenté en ese legendario teatro como cantautor con el grupo Los Andes, luego como solista de la Nueva Trova cubana y más tarde con el coro cristiano Getsemaní-HC: inolvidables aquellos conciertos ante centenas de santaclareños y santaclareñas.
¡Cómo olvidar los ensayos y presentaciones del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, de Sarah González, Silvio Rodríguez, Amaury Pérez Vidal, el grupo Moncada, Manguaré o Panorama; cómo olvidar a Mario Crespo, a Jorge Gómez Gutiérrez, a Jorge Octavio Pino, César Bacaró, José Monteagudo (Macuto), Jorge Nazario, Manuel González; a Chaflancito, a José Magide; a Zaragoza, Rogelio Bermúdez, Joaquín Besada, Pucho López, Misael Barbel, Moisés la Rosa; a Fantomas y Manuel Chaviano... en fin, tantos con quienes tuve el honor de compartir amistad, música y excelentes momentos!
A todos ellos, y a quienes olvidé sin intención en este artículo, les dedico este libro del Teatro La Caridad: ahí está su administrador a punto de tocar la campana, apagarán las luces... ¡va a comenzar la función!:  








 
Share:

España tuvo a Platero.. y Santa Clara a Perico

Portada del libro "Arre Perico", de Mario Crespo.
Diseño: Ángel Cristóbal
Foto de la época, del burro Perico halando el carretón de Lea.
Poco después el borrico obtuvo su libertad, y comenzó su leyenda
España tuvo a Platero… y Santa Clara a Perico
(Relato en décimas de un burrito)

Texto: Ángel Cristóbal
Ilustraciones:
 
En honor a la amistad
surge mi verso sincero
como un humilde vocero
de toda la humanidad.
Y en honor a la verdad
al mundo entero le explico
la vida real de Perico,
mi burrito predilecto
que se mereció el afecto
del viejo, el joven y el chico.

*******

Hace más de ochenta años,
a los pies de Cerro Calvo,
surgió la historia que salvo
de los archivos de antaño.
Fue la ciudad Santa Clara
cuna de esta tradición,
fuente de inspiración
de niños pobres y ricos,
y hasta poetas narraron
las hazañas de Perico.

********

Halando de un carretón
primero fue utilizado
para la venta de helado
a toda la población.
Fue grande la admiración
que Perico se ganaba,
mas también se contemplaba
que de domingo a domingo
manejado sin descanso
duramente trabajaba.

******

En el mismo carretón
con Lea y un primo suyo
comprando envases vacíos
ganaba su mantención.
Pero como la situación
de su dueño mejoró,
Lea se decidió
a darle al burrito manso
el merecido descanso
que trabajando ganó.

****

Ya libre, siguió Perico
por las calles rebuznando
como un mendigo implorando
el mendrugo personal.
Se ganó de cada cual
un verdadero cariño
y no había un solo niño
que lo premiara en su afán
dándole un trozo de pan
sazonado de cariño.

*****

En el teatro Caridad
en una escena teatral
ganó el burro sin par
mucha popularidad.
Y en la fiesta popular
del paseo carnavalesco
tirando de un pintoresco
carruaje bien adornado,
se mereció del jurado
el triunfo más novelesco.

*****

Distintas revistas gráficas
lo publicaron también.
Y fue aplaudido muy bien
en cintas cinematográficas.
Varias páginas biográficas
de su vida han publicado
y hasta un pintor afamado
pintó un cuadro de ornamento,
que estuvo en un departamento
del fenecido Senado.

*****

Aunque no era pendenciero
Perico fue preso un día
por andar con estudiantes
en protestas por la vía.
Un policía arrogante
quiso impedirle el destino
diario de llegar al Parque:
pero el famoso burrito
se burló del vigilante,
cruzando por otro camino.

*****

Porque en este bello mundo
no puede haber nada eterno
en una noche de invierno
murió el burro vagabundo.
¡Hasta el niñito más tierno!
desfiló con humildad
ante el que con bondad
fue querido y apreciado,
protegido y admirado
por toda la comunidad.

*****

Ahora vive en la memoria
Perico, el burro sapiente,
que dejó eternamente
en Villa Clara una historia.
Por eso yo no exagero,
lo digo con todo esmero
que si en España, Platero
fue un muy famoso borrico:
La orgullosa Santa Clara
¡tuvo a su burro Perico!





Share:

Colección Escambray: no hacía falta photoshop

El teatro La Caridad.
Autor y diseño: Ángel Cristóbal
En 1993, la oficina de Colección Escambray se encontraba en la sede de la redacción del periódico Vanguardia, en San Clara, Villa Clara, Cuba. Era un recinto pequeño, pero con aire acondicionado; un privilegio que disfrutaban entonces muy pocos en la isla. En su interior tenía un escritorio, teléfono, y una mesa de dibujo con sus respectivas reglas: en ella nacieron -además del logotipo que diseñé y que hoy es marca registrada de Editorial Letras Latinas-, todos los folletos que edité para la Colección: Las parrandas de Remedio (Autor: Miguel Martín Farto), El Teatro La Caridad (Autor: Ángel Cristóbal), El mito del güije (Autor: Alberto Anido), Tradiciones villaclareñas (Autor: Florentino Martínez), El parque Vidal (Autor: Ángel Cristóbal), El burro Perico (Autor: Mario Crespo), Marta Abreu de Estévez (Autor: Alberto Anido), y Al pie del tamarindo (Autor: José García González).
Mucho menos de lo que se puede creer, Colección Escambray no era un equipo editorial como tal, pues nos tocaba hacerlo casi todo solos sin ayuda de asistentes, eso sí: gozaba de la independencia para poder eligir los temas a difundir, hablar con autores amigos y solicitarles sus textos, discutir y sugerir sus ilustraciones con Fernando Caluff y el mismo Alberto Anido (fundador del grupo Signos de Samuel Feijóo). Y en ocasiones realizamos algunas viñetas (como en el caso de Teatro La Caridad). Pero ello no terminaba allí. Mientras el ilustrador preparaba sus dibujos, este Editor debía coordinar con la Imprenta Provincial, donde se producían los cuadernillos. Primero, entregar los originales a los linotipistas, luego sacar las primeras pruebas para su corrección; seguidamente -una vez que ya tenía los dibujos de Caluff-, hacía el diseño gráfico de todo los libros (en la mesa de dibujo que ya les comenté). Todo se hacía manual, pues no había entonces computadoras, ni programas de diseño gráfico, ni photoshop.
Fernando Caluff: Pintor,
ilustrador, fotógrafo y músico
Una vez que el amigo Yanez hacía los negativos (fotolito), yo los revisaba y a continuación se hacía la plancha que colocaba Israel en la vieja pero excelente máquina impresora alemana (Heidelberg). No perdía ni un detalle, hasta que salía finalmente el libro. De aquí, las páginas aún con olor a tinta pasaban al departamento de encuadernación, donde se casaba la portada con la tripa (todo manual) y se amarraban -a falta de grapas de imprenta-, con hilo de empinar cometas. El toque final era un sello que difundía el escudo de la ciudad de Santa Clara y patentizaba el libro como "pilongo" (dícese de quien nació en aquella ciudad).
Sin mediar bautizos ni presentaciones, y mucho menos los pagos por derecho de autor, los libros eran colocados en la librería más popular de la ciudad, en una de sus esquinas más populosas y a pocos metros del Parque Vidal; donde eran vendidos al turismo internacional muy numeroso que visitaba el centro de Cuba: quizá esto explique que algunos ejemplares llegasen a Estados Unidos y a Europa, y actualmente sean vendidos en portales de comercialización de libros raros, a precios que oscilan entre 25 y 30 euros.
Veamos en detalle uno de aquellos libros:











Share:

Génesis según Letras Latinas

Aunque el nacimiento de Editorial Letras Latinas en Caracas, Venezuela -según su acta de fundación-, es el año 2004, la verdad es que este proyecto surgió mucho antes y lejos de aquí, en 1993, en un momento de aguda crisis económica por la que pasaba mi natal Cuba, en la etapa conocida como “periodo especial”, tras la caída a partir de 1989, del entonces llamado “campo socialista”.

Arre Perico. La historia del burro Perico.
Autor: Mario Crespo
Editor: Ángel Cristóbal
Entonces trabajaba este Editor en el Poligráfico de Santa Clara y su director, Alexis Pérez de Alejo, me habló del proyecto de fundar una colección de cuadernillos con destino al turismo internacional; los cuales versarían sobre las tradiciones, las leyendas y la historia de los principales monumentos de la ciudad capital del centro de la Isla. El problema era que no había papel de imprenta, ni posibilidad de emplear cuatricromía de colores en las portadas de cartón barato, ni materiales de calidad; por lo que habría que aplicar la inventiva.

Se nos ocurrió entonces utilizar -para imprimir la “tripa” de cada librillo-, los recortes de papel que quedaban de las grandes resmas destinadas al periódico tabloide Vanguardia. Y como también escaseaban las grapas, se amarrarían las páginas a la cubierta con hilo de algodón (ese que se usaba allá para empinar las cometas o papalotes).

Pero lo mejor fue el proceso de edición: autores como el trovador Mario Crespo, el historiador Luis García González, el escritor Alberto Anido, el cronista Florentino Martínez, el investigador de San Juan de los Remedios, Miguel Failde, y este redactor; dieron lo mejor de sus letras a la noble tarea de investigar y preparar los textos.

Tradiciones Populares de Florentino Martínez
Ilustraciones: Fernando Caluff
Editor: Ángel Cristóbal
Marta Abreu de Estévez, un bello cuadernillo de
Alberto Anido, ilustrado por Fernando Caluff
Editado por Ángel Cristóbal
 
Al pie del Tamarindo
Autor: Luis García González
Editor: Ángel Cristóbal































Y un ilustrador de la talla del pintor-grabador Fernando Caluff aportó las excelentes plumillas, viñetas y ex libris que aún nos asombran: por esos minuciosos detalles que rescataron lo mejor de nuestras tradiciones y arquitectura colonial.

Colección Escambray –así bautizada-, fue un éxito y la demostración de que se pueden hacer buenas cosas en momentos muy difíciles, algo que hoy en día está muy de moda en todos los países del mundo. Y fue el génesis de Letras Latinas, porque aquel espíritu que nos animó entonces, aún perdura hasta nuestros días en quienes fuimos sus fundadores.
                                                    El Editor         
Share:

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages