ISSN 2476-1672

Breaking News

51 años sin Hemingway


El 2 de julio de 1961, Ernest Hemingway se disparó a sí mismo con una escopeta, pero dada la ausencia de una nota de suicidio y el ángulo del disparo, es difícil determinar si realmente su muerte fue auto infligido o si fue un accidente. Se presume que una posible causa fue la enfermedad de Alzheimer que le fue diagnosticada poco antes, así como su marcado carácter depresivo y su alcoholismo. Se cerraba así, trágicamente, la última página de uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX, ganador del Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de literatura por su obra completa: premio que donó a la Basílica de la Caridad del Cobre, en Cuba.

A finales de los noventa, comencé a escribir un ensayo biográfico de Hemingway, “Regreso a las armas” (Editorial Letras Latinas, 2006) inspirado en un viaje que realicé a La Habana, a mediados de los ochenta, en unión de mis compañeros y compañeras de estudios universitarios, a pocos meses de culminar la carrera de Filología.

Fue aquella, sin dudas, la mejor etapa de mi estancia en la Universidad Central de Las Villas, cuando, como colofón cultural al amplio pensum de materias -tanto en la rama de literatura, como en la de lingüística-, los tutores de nuestras tesis de grado nos planificaron interesantes viajes: primero a ciudades antiguas como San Juan de los Remedios, Santísima Trinidad y Sancti Spiritus, y más tarde a La Habana, donde reforzamos los conocimientos sobre la arquitectura colonial, y las artes pictóricas y escénicas de los siglos XVIII y XIX; todo ello de la mano de eminentes historiadores como el Dr. Eusebio Leal -historiador de La Habana-, y críticos de arte como la Dra. Graciela Pogollotti.

Aquel recorrido habanero terminó en San Francisco de Paula, lugar donde se encuentra la famosa Finca Vigía, cuya celebridad debe a quien fuera su más eminente dueño: el escritor y reportero norteamericano Ernest Hemingway. Destaco la palabra reportero, porque dedico precisamente la mayor parte del libro al género reporteril bélico, que explotó Hemingway, y al cual le sacó los mejores dividendos en conflictos del siglo XX como la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la Guerra Civil Española (1937-1939), y la II Guerra Mundial (1939-1945).

Hemingway obtuvo suculentos contratos de prensa, en una época cuando llegó a ganar hasta 500 dólares por telegrama que enviaba a las redacciones, con sus historias y crónicas del frente. Pero lo más insólito de esos años, fueron los recorridos que el autor de "Adiós a las armas", hiciera por la corriente del Golfo, a la caza de submarinos alemanes, entre 1942-43.

Narramos allí un estudio desconocido, sobre esta poca difundida actividad anti-nazista de Hemingway: un hombre que fue capaz de proezas de esa naturaleza, y que, sin embargo, no pudo superar su propia crisis; acosado por el FBI, que en un primer momento lo contrató como espía, y más tarde lo vigiló por su simpatía con la Revolución Cubana, y su líder Fidel Castro, de quien fue un gran amigo y éste un profundo estudioso de la obra hemingwayana. Extrañas recaídas depresivas causadas por una vejez prematura que deterioró su mente, y su voluntad de vivir amarrado a un cuerpo que ya no le respondía, ocasionaron el trágico final del 2 de julio de 1961.

Figura controvertida para muchos, Hemingway seguirá siendo para Cuba un amigo especial; por eso usted se encuentra estatuas del escritor en el pueblo pesquero de Cojímar, en el bar Floridita, o eventos de pesca como el Torneo Internacional Ernest Hemingway, y la gente viaja al Cobre para ver la medalla de oro de su premio Nobel de Literatura 1954, que se resguarda aquí. Pero además, en La Habana, específicamente en el hotel Ambos Mundos, y después en Finca Vigía, escribió la mayor parte de sus famosas novelas y libros de relatos.

No podía pues, dejar pasar desapercibida una fecha como esta, e invitarles a revivir a través de su obra, distintos momentos de uno de los más grandes novelistas de todos los tiempos: sus comienzos en aquel París de la “generación perdida”; los famosos encuentros con Gertrude Stein y Scott Fitzgerald; las cacerías y pesquerías; sus rivalidades con magnates, discusiones y riñas callejeras. Y por supuesto, sus amores, que culminan en mi ensayo con la historia más triste protagonizada por un hombre acabado, rodeado de hipócritas mujeres.



Bibliografía: Regreso a las armas. Crónicas de guerra. Autor: Ángel Cristóbal. Editorial Letras Latinas, 2006.



Share:

Categories

Clases y Tutorías

  1. Español todos los grados desde K8-K12.
  2. Francés todos los grados desde K8-K12.
  3. Latín todos los grados desde K8-K12.
  4. English as second Language

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

YouTube Channels

Shalom Aleijem Channel, cada jueves trasmite el programa Por el Camino de la Torah, conducido por la periodista venezolana Felicia Jiménez; clases de Kabbalah por rabino Dr.Dennis Lebron.

Shalom Aleijem

Loading...

amazon books

Estudios Lingüísticos
La Lengua Popular Cubana.
Las Letras Lo son Todo.
Cubanismos en Teatro Bufo.
Maestros venezolanos
Los Archivos Boulton.
Armando a Reverón.
El maestro de las sombras.
Urbis et Hominis.

Support

Need our help to upload or customize this blogger template? Contact me with details about the theme customization you need.

Pages