El cazador de Gazapos


¡Cuántas veces hemos escuchado la frase en tono de reproche “me luce que estás equivocado”!, cuando en verdad la equivocación es de quien la expresó; ya que en ese caso lo correcto sería; “me parece que estás equivocado”, pues lucir significa ‘brillar’; de ahí que sí es adecuado decir “Luces muy bien”…UN TITULAR como “Asamblea Nacional inicia sesión ordinaria” denota un mal uso del verbo iniciar en presente del indicativo; debería escribirse “Asamblea Nacional inició sesión ordinaria”, pues se trata de un presente pretérito. Pero este error de concordancia de tiempo, prolifera como el arroz: “Mañana viajan los diputados para Anzoátegui”, escriben muchos en vez de: “Mañana viajarán los diputados”... DESDE EL AÑO 2010, en el sistema ortográfico del español, la letra q solo tiene uso como elemento integrante del dígrafo qu para representar el fonema /k/ ante las vocales e, i (queso, quién). Es, por lo tanto, ajeno a la ortografía del español el empleo de la letra q como grafema independiente, con valor fónico autónomo. Por ello, un latinismo como quórum –tan usado en nuestro contexto-debe sustituirse por quórum, aún cuando los diccionarios de los computadores insisten en lo contrario. En caso de mantener las grafías etimológicas con q, estas voces han de considerarse extranjerismos o latinismos crudos (no adaptados) y escribirse, por ello, en cursiva y sin tilde. Aunque en el ámbito de los nombres propios (antropónimos y topónimos) es frecuente el uso de grafías originarias —si los nombres provienen de lenguas que emplean otro alfabeto u otro sistema de escritura, como el árabe, el hebreo o el chino—, en el caso de los topónimos mayores, como son los nombres de países, es conveniente usar grafías plenamente adaptadas a la ortografía del español. Por ello, aplicando la misma norma que para los nombres comunes, se recomienda emplear con preferencia las grafías Catar e Irak para los nombres de esos dos países árabes, mejor que Qatar e Iraq, transcripciones de los originales árabes que presentan un uso de la q ajeno al sistema ortográfico del español... LA PALABRA solo, tanto cuando es adverbio y equivale a solamente: “Solo llevaba un par de monedas en el bolsillo”, como cuando es adjetivo, “No me gusta estar solo”, así como los demostrativos este, ese y aquel, con sus femeninos y plurales, funcionen como pronombres, “Este es tonto”; “Quiero aquella” o como determinantes, “aquellos tipos, la chica esa”, no deben llevar tilde según las más recientes reglas generales de acentuación. Por eso, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas incluso en casos de ambigüedad. Magíster dixit.