ISSN 2476-1672

Header Ads

Una "compañía" de niños de la bota

Aunque son varias las ciudades del mundo que tienen en plaza pública una estatua del miterioso "niño de la bota", la comunidad de Ellenville es el hogar no sólo de una, ni de dos, sino de tres copias de la legendaria figura del niño con un pie descalzo, los pantalones remangados, la gorra hacia atrás que deja ver sus rebeldes cabellos y en su mano derecha la bota rescatada de las aguas. La primera fuente que se conoce en esta comunidad, fue colocada en los jardines de la mansión de Charles Hartshorn, quien fuera el primer presidente de Ellenville en 1856. Pero fotos antiguas de la mansión -que hoy es la sede de la biblioteca pública del pueblo-, fechadas en 1875, no muestran aún la estatua de El Niño de la Bota en la fuente, sino unos cisnes. Otras, datadas en 1908, muestran ya la fontana con el Niño, y en la historiografía del lugar está asentado que le fue encargada la misma a J.L.Mott Foundry and Iron Works, en Nueva York, y cuyo catálogo consultó el paisano de Santa Clara encargado de la ampliación del Parque Vidal -entonces Paseo Padre Chao. Según la historiadora Katharine T. Terwilliger, la compañía de bomberos de Ellenville compró una segunda copia en 1925, por la suma de 163 dólares, la cual fue instalada sobre una fuente que estaba en la intercepción de la calle Liberty con North Main Street; hecho que recoge The Ellenville Press de 1925. Cuando el vandalismo dañó la figura (ya ven que los profanadores de obras existen desde los tiempos de las pirámides hasta nuestros días), tras concenso comunitario se optó por sustituirla con una réplica la cual se encomendó al escultor Matt Pozorsky de Phillipsport, quien realizó el vaciado y fundición de la misma a partir de otra estatua del niño, propiedad de la firma Scoresby Hose, Hook & Ladder. Son varios los nombres que le han dado a este misterioso niño: Niño inmigrante, Niño de la bota infortunada, Niño de la bota, Niño de la Gorda, Bota infortunada. Y han sido construido en calamina, hierro, bronce, yeso, cerámica y cemento. Actualmente -sin contar por supuesto las colecciones privada-, se encuentran estatuas del chiquillo en: Sandusky, Ohio; Winnipeg, Canadá; Houlton, Maine; Helena, Montana; Cleethorpes, Inglaterra (en el memorial de la Princesa Diana); Caracas, Venezuela; Santa Clara, Cuba; Estocolmo,Suecia; Stevens Points, Wisconsin; y posiblemente otras 20 localidades del mundo. Todas sustentan una historia sobre el origen de la estatua, una leyenda del niño; todas lo consideran patrimonio local. Pero la verdad es que se trata de un misterio...
Share:
Publicar un comentario

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages