ISSN 2476-1672

Breaking News

  • This is default featured slide 1 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 2 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 3 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 4 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 5 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

"Nocturno" y "Alegrías de sobremesa": Clásicos de la radio cubana

NOCTURNO
Al recorrer con la mirada cuarenta años de un fecundo quehacer hay que reconocer la mayor virtud de un programa como "Nocturno": saber adueñarse del corazón de "los sin edad", y no abandonar la cualidad que lo maquilló en sus orígenes, siendo fiel reflejo de lo mejor de la balada y de la canción cubanas. Rafael Suárez Yedra fue el creador de este programa, considerado patrimonio de la radio cubana, que nació en Radio Progreso en los albores de la llamada década prodigiosa para que el sonido musical del mundo inundara el aire cubano. Asegura Suárez Yedra que «Nocturno» se transmitió por primera vez el 2 de agosto de 1966, a las once de la noche, durante veinticinco minutos, y antes de los seis meses el horario se amplió a cincuenta y ocho. En esta primera etapa el programa se transmitía en vivo, lo cual explica que fueran varios sus conductores, pues normalmente lo hacía quien se encontrara en la guardia de cabina. De esta forma se sucedieron los locutores Jorge Martin, Enrique Sardá y Armando Moreno. Cuando el programa comenzó a grabarse se le entregó la conducción a Juan Ramón González Ramos, y pocos meses después lo asumió Julio Capote. Fue tanto el éxito de «Nocturno» que a petición del pueblo, el 7 de julio de 1967, inició la transmisión a las ocho y treinta de la noche, con retransmisión a las once. Para 1970 la voz de Pastor Felipe le dio continuidad al espacio. Recuerda Rafael Suárez Yedra que correspondió a «Nocturno» el honor de ser el primer programa de radio en Cuba que transmitiera un número de Los Beatles "Hey Jude", en diciembre de 1967. Al igual sucedió con el primer rock, al radiarse el Stepin Stone por los Rolling Stones, en un momento de mucha incomprensión de esta música en la radio cubana. Por otra parte el intérprete más popular de «Nocturno», en los finales de la década del sesenta del pasado siglo fue el armenio radicado en Francia Charles Aznavour, con temas como Venecia sin ti. Ya en el verano de 1971 el director Alberto Fernández dirigió a Pastor Felipe y Aida Isalbe, en la locución, mientras como una curiosidad le pidió a la primera actriz Verónica Lynn prestara su voz para recrear las cartas de Ethel Rosemberg. Recientemente me comentó la propia Aida Isalbe que después de ella, alternaron en "Nocturno" Miriam Mier y Martha Velasco. Pero hubo una voz que dejó una impronta imposible de volatilizar en el recuerdo. Aquel Buenas noches compañeros, que la magia de la radio nos hacía percibir en la voz inolvidable, era, al igual que el sonido musical, la que regalaba cada noche, cuando regresó a "Nocturno", Juan Ramón González Ramos a todas las personas sin edad cuando de amar se trata. En la época de Tatica, como cariñosamente le decíamos, todavía en Cuba no se conocía ni remotamente el lenguaje de género. Después, y hasta nuestros días, con el mismo tema de siempre, se despide la voz que deja la invitación para que se desee transcurran rápidamente las veinticuatro horas que nos separan del próximo programa, que mantiene los primeros lugares de la audiencia nacional. Con el inconfundible «De veras que sí», cuando nos desea el feliz sueño se retira cada noche, a las nueve y treinta y desde hace varios años a la una de la madrugada, Julio Alberto Casanova, después de haber susurrado a nuestro oído su poesía, con ese estilo característico que la hace más entrañable, personal, y que logra a la vez acompañar la música que cada día selecciona Emérito Martínez, el director que, junto a él, condujo a "Nocturno" hasta al siglo XXI.
ALEGRIAS DE SOBREMESA
"Alegrías de sobremesa" y Alberto Luberta que aún se encontraba escribiendo el sketch para Tota y Pepe de "Fiesta a las nueve", entre otros programas de la CMQ , cuando se encontró en plena calle 23 con Antonio (Ñico) Hernández, director de Radio Progreso, que por esos días primeros de marzo de 1965 se hallaba buscando a un profesional que escribiera Alegrías de Sobremesa, programa humorístico-musical, que tenía varios guionistas desde su salida al aire en 1963, pero que en esos momentos presentaba muchos problemas de calidad. Aceptó el reto, pero con la condición de cambiarle la estructura y quedar como su escritor fijo. De esta forma, el 15 de abril de 1965, salió al aire "Alegrías de sobremesa" con un nuevo formato y guionista. Y así durante más de cuarenta años, Alberto Luberta, ha llevado a "Alegrías de sobremesa" a los primeros lugares del rating radial nacional, enucleando a su alrededor al talento de una parte importante de los artistas más destacados del país. De todos ellos actualmente solo queda una fundadora: Martha Velasco, aunque Marta Jiménez Oropesa comenzó a hacer el personaje de Rita cuando el programa llevaba pocos meses en el aire y ha transitado con él durante más de cuarenta años. Tanto es así que cuando Marta camina por su querida calle 23 y oye que alguien llama a Rita, ella responde: ¡Así de fuerte es la raíz de este personaje! Igual podría hablarse de Estelvina, incorporado por Aurora Basnuevo en 1968.
Pero «Alegrías de sobremesa» fue mucho más. Pensar en él es viajar por los municipios del país, por sus parques, por sus fábricas, escuelas, cooperativas... Pensar en él es incorporarnos a la brigada artística que en 1983 recorrió de Cabinda a Cunene, para que nuestros jóvenes internacionalistas se pusieran en contacto con la patria, cada día a las once y cincuenta de la mañana y siete y cuarenta y cinco de la tarde, cuando el presentador de siempre, Eduardo Rosillo, con su estilo personalísimo, dijera: «Aquí Radio Progreso, presentando Alegrías de Sobremesa». Y entre esos artistas, uno que, a pesar del cáncer fatal que le oprimía la garganta, quiso brindar su granito de arena a la causa. Si, hasta Angola fue Wilfredo Fernández (Alejito), semanas antes de dejar un vacío en la radio y la cultura nacional.
Hasta allí viajaron con Luberta y el director Rafael Suárez Yedra, además, Marta Jiménez Oropesa, Idalberto Delgado, Martha Velasco, Aurora Baznuevo, Maggie Castro y Darío Proenza. Pensar en «Alegrías de sobremesa», es traer al presente a las queridas voces de aquellos rostros, que quedaron para siempre en el recuerdo, entre ellos Idalberto Delgado, el inolvidable Paco; Agustín Campos; José Antonio Rivero; Carlos Moctezuma; Enrique Arredondo; Eloísa Álvarez Guedes; Erdwin Fernández; Dulce Velasco; Miriam Isabel; Pipo de Armas; Juan Carlos Romero; Antonio (Ñico) Hernández...
Pensar en «Alegrías de sobremesa», es volver la mirada a todas las grandes orquestas, conjuntos musicales y solistas de lo más representativo de la música popular del país, encabezados por la gran orquesta Aragón, que han tenido en el programa un modo de trasladar su arte a través de la radio. Todavía tengo fresca en la memoria la visión de la Aragón , con sus cantantes Pepe Olmos y Felo Bacallao; y a la Original de Manzanillo, con Pachy Naranjo convaleciente de un accidente, pero llenando durante varios días de alegría el verde escenario del campamento de Recuerdo Dos en San Antonio de los Baños.
Si un mérito tiene Alberto Luberta, y son muchos los que acumula, es la capacidad para sobreponerse del duro golpe que en cada momento ha significado la desaparición física de personas tan queridas y necesarias y continuar adelante con el gran reto de llevar "Alegrías de sobremesa" diariamente a la sobremesa del pueblo. Y así, durante más de cuarenta años, este hombre sencillo, surgido del humilde barrio de Pogolotti, que camina por las calles, que participa activamente de los asuntos de la comunidad, día a día ha recogido el sentimiento popular y lo ha revertido en imágenes. En rostros que hablan para hacernos reír, reflexionar y crearnos más placentera la vida, exaltando los valores humanos para dejar siempre la certeza de que la vida es hermosa y vale la pena vivirla, mostrando la riqueza más elevada: la dignidad.
Con merecida justeza, Alberto Luberta hoy recibió el Premio Nacional de Radio en su primera edición, y el Premio Nacional de Humorismo, Por la Obra de Toda la Vida.
Share:

El castellano, ¿no viene del Latin?

Obliti sunt Romae loquier lingua latina. Naevius (aprox. 200 A.C.)
En Roma, la decadencia de la lengua latina comienza en el siglo II A.C. La lengua latina, durante los primeros siglos de la historia de Roma, fue una lengua viviente, como lo prueban las obras de teatro en latìn de Plauto y Terencio. No era ni la lengua de una aristocracia ni una lengua artificial para el uso de letrados. El comienzo de la desapariciòn del uso del latìn como lengua hablada data del siglo II A.C. El latìn ya no se habla desde el siglo I de nuestra era. De ello dan testimonio los escritos, la evolución de la literatura latina y la competencia del griego. Veàmoslo. Naevius, fallecido hacia el año 200 A.C., hizo escribir sobre su tumba: «OBLITI SUNT ROMAE LOQUIER LINGUA LATINA» («en Roma ya no se sabe hablar la lengua latina» —citado por Aulu-Gelle en Les nuits attiques). ¿Quiere decir simplemente que, doscientos años antes de nuestra era, se habla mal el latìn, de la misma manera que escuchamos en Francia a ciertos puristas sublevarse contra los maltratos que los periodistas hacen sufrir al francés? Para aquellos que crean que la lengua latina estaba en plena expansión, es difícil de descubrir en el epitafio que adorna la tumba de Naevius un dato objetivo acerca de la desaparición del latìn «hablado». Es por eso que cada vez caen en tales formulaciones. Sin embargo, nada se dice de manera inocente. Suetonio, en su estudio sobre los gramàticos y los retóricos hacia el año 100 D.C., decía de uno de ellos: «Caecilius Epitora […] abrió una escuela […] se dice que fue el primero en disertar en latìn sin preparación.» ¿Era necesaria entonces una preparación para poder hablar latìn? Allì también podríamos no prestar ninguna atención a lo que se dice. Hacia el año 100 D.C. Suetonio se sorprende ante la capacidad de un retòrico a disertar «en latìn sin preparación». Nada màs normal que un retòrico se prepare, pero que esté obligado a prepararse para disertar en latìn me da mucho qué pensar. Muchos historiadores de la literatura latina ven aparecer una decadencia y una degradación de la literatura y de la lengua latina en el siglo II D.C. Alexis Pierron exclama: «Después de Juvenal desaparece la poesía; luego de Plinio El Joven, la elocuencia; y después de Tàcito, la historia.»[1] Habrìa podido recordar también que, de igual manera, el teatro había ya desaparecido desde hacìa mucho tiempo. Quedan, sin embargo, grandes escritores en el siglo II D.C., como por ejemplo Aulus Gellius y Apuleyo. Del primero, dice Alexis Pierron: «se encuentra lleno de frases extrañas […] tiene sobre todo la manìa del arcaísmo», y del segundo: «La barbarie, que vemos despuntar en el estilo y la dicción de Fronton y de Aulus Gellius, se despliega con complacencia en Apuleyo, y toma, por asì decirlo, posesión de la lengua romana», y màs lejos: «La lengua de Apuleyo està compuesta de todas las lenguas, o, si se quiere, de todos los dialectos de los que se impregnò durante sus viajes». Al hablar de los autores de los siglos III y IV D.C., lo hace de manera inapelable en cuanto a sus cualidades literarias: «Nemesianus no es màs que un imitador […] sus poemas son casi copias de Virgilio […] La dicción de Ammianus Marcellinus es semi bàrbara». H. Berthaut y Ch. Georgin, en su Historia Ilustrada de la literatura latina, son igualmente muy crìticos: «la lengua de Apuleyo es familiar, atestada de términos populares o bàrbaros, y de neologismos». En cuanto a los autores cristianos del siglo III D.C., dicen de Arnobius que «tiene un estilo oscuro y bàrbaro», de Lactancio que emplea «emplea expresiones bàrbaras», y que la lengua de Comodiano «està llena de incorrecciones y barbarismos». Morisset y Thevenot, en Lettres Latines, observan que « los emperadores Adriano, Antonino y Cómodo (117-192) lograron mantener condiciones políticas favorables », pero que ello no impidió « una decadencia de las letras latinas profanas »[2]. Jean Barbet[3], en un libro clásico, concluye luego de su anàlisis de la literatura de los dos primeros siglos de nuestra era: « Los escritores continuaron escribiendo una lengua clasicista, artificial […] Incluso en el siglo II, leyeron et imitaron preferentemente a los autores arcaicos, tendencia que era ya marcadamente fuerte desde los tiempos de Cicerón».
Arcaìsmos y barbarismos a la carta
Todo eso no puede explicarse si el latìn no fuese ya una lengua muerta que los escritores màs o menos dominaban. Cuando un escritor tiene un conocimiento perfecto del latìn imita a los antiguos, pero si tiene un conocimiento aproximado, entonces simplemente comete faltas, como algunos extranjeros cometen faltas de francés cuando hablan nuestra lengua. En el primer caso, la lengua se caracteriza por los arcaísmos; en el segundo caso, por los barbarismos. Paralelamente, la literatura latina se atrofia, por carencia de literatos con la capacidad para escribir en latìn y por carencia de lectores con conocimiento de esa lengua. El latìn habrìa podido caer entonces en el olvido si no hubiese sido salvado por la Iglesia católica que optò por esa lengua y no por el griego. [1] Histoire de la littérature romaine, Alexis Pierron, Editorial Hachette, 1882. [2] Édition Magnard, 1966. [3] Littérature latine, Armand Colin, 1965.
Share:

Categories

Clases y Tutorías

  1. Español todos los grados desde K8-K12.
  2. Francés todos los grados desde K8-K12.
  3. Latín todos los grados desde K8-K12.
  4. English as second Language

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

YouTube Channels

Shalom Aleijem Channel, cada jueves trasmite el programa Por el Camino de la Torah, conducido por la periodista venezolana Felicia Jiménez; clases de Kabbalah por rabino Dr.Dennis Lebron.

Shalom Aleijem

Loading...

amazon books

Estudios Lingüísticos
La Lengua Popular Cubana.
Las Letras Lo son Todo.
Cubanismos en Teatro Bufo.
Maestros venezolanos
Los Archivos Boulton.
Armando a Reverón.
El maestro de las sombras.
Urbis et Hominis.

Support

Need our help to upload or customize this blogger template? Contact me with details about the theme customization you need.

Pages