Breaking News

Memorias del subdesarrollo

El Niño de la Bota, en el Parque Vidal. Por cierto, he visto en Caracas varias reproducciones de esta estatua-fuente, que estuvo muy de moda a principios del siglo XX. Lo cual echa por tierra la leyenda santaclareña del "niño infortunado".
Les recordaré algunas cosas de mi época de estudiante: -Mis "escuelas al campo" (trabajo voluntario en el campo) fueron 8 en total. -Las colas para comprarse los zapatos o la ropa en las tiendas con la libreta: mi grupo era C4, y tú ¿qué letra eras? -Los turnos por teléfono para comer en el Mandarín, o la cola en la madrugada para alcanzar una mesa. -Las vacaciones en Varadero o Santa María, de niño viajé con mis padres a Caibarién, Rancho Luna.
-Los festivales de la nueva trova. Cuando eran en La Habana me la pasé comiendo sandwich en El Potín o me "colaba" en la cafetería del Hotel Habana Libre o El Hotel Nacional, pues todos pensaban que yo era extranjero. -Yo conocí la ruta 28, la 110, la 174, la 20, la 57, la 27 y la 227, la 34 y la espectacular 190 que traía a las maravillas del mundo en el piquete de estudiantes de la Cujae. También la ruta 37, la 14, la 24, la ruta 1, la 85, la 7, la 107. -Tomé muchos helados en el Coppelia: Soldado de Chocolate y el suero de Vainilla Chip que tenía en el fondo los trocitos de fruta; Sunday, Copa lolita con flancito y Tres gracias con barquillitos, sirope y merengue... -Mi papá me regaló un radio Beff, 'de pilas', para escuchar las estaciones de Cayo Hueso (las "doblius") y mi mamá le puso muchas quillas a todos mis pantalones para hacerlos campana. -¡Quién no recuerda la década prodigiosa con los grupos españoles: Los Brincos, Juan y Junior, Juan Manuel Serrat, Los Mitos, Los Salvajes, Los Bravos, Fórmula V, Roberto Jordán, Nino Bravo, Mocedades, Karina y sus Stop, Los Mustang y..... aquellas canciones: Busca un amor, Anduriña, La casa del sol naciente, Black is Black, Globos Rojos, ¿se acuerdan? ¡¡¡¡qué onda!!!!! jajaja y los famosos tenis "tree star" que hoy son el último grito de la moda viraditos hacia abajo... -Yo usaba botas de cañeras, con blues-jeans, el pelo largo y me decían que era un pepillo... El tiempo pasa: la mayoría de la gente que entró en la universidad el año 2007 nació en 1989 (entre ellos mi hija). Para ellos había existido solamente un Papa, que había durado toda la vida. Nunca cantaron 'We are the world, we are the children'; ni menos aún '¡Que prendan el mechón! -Mi hija tenía 1 añito cuando la Unión Soviética se disolvió, por eso no conoció qué era "Novedades de Moscú" o "Sputnik", ni lo codiciados que eran estas publicaciones hasta 1990.. Muchos como ella conocen una sola Alemania, aunque en la escuela repitan que hubo dos. -Son demasiado jóvenes y probablemente nunca sabrán qué eran los juguetes 'básico, no básico, dirigido y adicional', y las colas que había que hacer (de varios días con sus noches) para comprarlos el día de reyes. -No se levantaron oyendo a "Tía Tata cuenta cuento", ni almorzaron escuchando "Alegrías de sobre mesa", ni vieron a las 7.30 las aventuras: Los mambises, El capitán tormenta, El corsario negro, Los bucaneros. -No conocen los más jovenes la felicidad de ir al cine en la tanda del mediodía, donde nos encotrábamos todos los amigos y amigas del pre-universitario para ver la última película de Alain Delon o de Jean Paul Belmondo. La "vitrola" para ellos es ahora un reproductor de discos compactos. La "guerra de las galaxias" se les hace bastante aburrida y los efectos especiales parecen jueguitos de niños si los comparan con los actuales. -Muchos de ellos no saben o no recuerdan que los televisores tenían botones o más aún, algunos no han tenido nunca televisor ruso en blanco y negro, y no pueden explicarse siquiera lo que es ver la televisión sin un control remoto. -Nacieron 3 años después que la SONY sacó a la venta la Walkman, y ni hablemos de la normalidad con la que ven un teléfono celular, un arete en la oreja de un grandulón, un moño verde, un negro rubio o una computadora Pentium. -Puede que nunca hayan oído hablar del "Circo soviético", del programa "Nocturno", en la radio, o de "Todo el Mundo Canta", "Para Bailar", "En silencio ha tenido que ser", en la televisión. Nunca se meten a nadar pensando en 'Tiburón'..., Michael Jackson siempre ha sido blanco.... y cómo van a creer que Travolta pudo bailar con esa panza que tiene ahora? -Nunca oyeron expresiones como 'Voy abajo'... o ... 'Te partí'. -Por mucho que se les explique, nunca podrán entender qué quiere decir 'estar fajao'. -No recuerdan quién era Pinelli, Consuelito Vidal, Enrique Santiesteban. No conocieron a la vaca Matilda, ni imaginan que la expresión 'de que van van' puede ser la onomatopeya de una buena bronca. -Tampoco conocieron "La Comedia Silente", "Detrás de la Fachada", "San Nicolas del Peladero", "Pocholo y su pandilla", y qué me dicen de "Amigo y sus Amiguitos", con la dulce y bella Estrellita, de "Caritas" y el payaso "Ferdinando". Y lo peor: ¡no conocieron los "muñequitos" rusos! Nuestros hijos creen que siempre fuimos "viejos" (qué casualidad, también yo pensé lo mismo de mis padres), pero es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la Alegría y el sentido del resto.