ISSN 2476-1672

Header Ads

  • This is default featured slide 1 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 2 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 3 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 4 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

  • This is default featured slide 5 title

    Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

¡Paz en la tierra!

Hace unos años escribí este artículo sobre la Navidad, siendo públicado en la Revista Fascinación del Bloque de Armas (Dic. 2002). Hoy quiero regalárselo a mis amigos, colegas y antiguos lectores de mi columna para que les sirva de reflexión, ya que la Navidad llega tantas veces como en la vida de los otros, podamos nosotros hacer NAVIDAD.
Falta solamente una semana para celebrar el nacimiento del niño Dios. Y aunque para los verdaderos cristianos, cada día es Navidad, todos esperamos la celebración del día 25 de diciembre con ese amor que nos caracteriza porque queremos crecer más en espíritu y ser mejores personas convertidos en la fe.
Navidad es la palabra mágica, el tiempo litúrgico más hermosos de la Iglesia que renace cada año para todos, y es tiempo de amor, entrega, esperanza y sobre todas las cosas reconciliación. ¡Y cuanto nos cuesta comprender la palabra reconciliación!
Esa capacidad de amar a Dios y amarnos entre sí, así como la de reconciliarnos, es don, es gracia y como toda gracia, respuesta libre de la persona humana; pero es también tarea del hombre creyente que se sabe hijo de Dios y hermano de los demás.
Navidad no es sólo "salir corriendo" a arreglar el arbolito con luces y guirnaldas, no es solo prerparar el pesebre que permaneció olvidado el resto del año, simbolismo de esta singular fiesta y regalo de San Francisco de Asís. No es solo eso, es más es prepararnos para vivir el Evangelio y compartirlo con nuestros hermanos, sin preocuparnos de las diferencias que podamos-y es válido, además- tener.
Por eso el Adviento -ese tiempo litúrgico que antecede a la Navidad-, nos invita a allanar nuestros caminos hacia el reencuentro con el salvador, sin rencores, sin envidias y llenos de amor.
La reconciliación es fundamental sin exigirnos uniformidad en la manera de pensar y actuar; pero sí podemos exigirnos un esfuerzo de comprensión mutua y de caridad hacia el prójimo, hacia es 'próximo' o 'cercano' a nuestras vidas.
Debemos reflexionar y valorar objetivamente, debemos pedir a Dios Padre que nos dé el don de discernimiento para evitar diferencias y conflictos en una búsqueda de posible concertación entre unos y otros; para compartitr objetivos abriendo un diálogo transparente, lleno de amor y gracia, respeto mutuo y capacidad de perdón: ese es el camino más humano para salir adelante. Es siempre navidad, porque siempre Dios está presente. Hagamos el próposito de vivir este tiempo litúrgico con la misión reconciliadora que nos plantea la Santa Iglesia, que está basada en la fe, la caridad, la esperanza y el amor; no es un muro que nos separa, ni siquiera una frontera; es un puente, un camino que nos conduce al reecuentro de todos los hombres de buena voluntad. ¡PAZ EN LA TIERRA! ¡FELIZ NAVIDAD! Felicia Jiménez Filóloga, periodista y escritora.
  • ¿Sabías que... En la Edad Media le agregaron a las celebraciones navideñas la costumbre de cantar Villancicos?
  • ¿Sabías que... La palabra Noël era sinónimo de villancico. de allí que se comenzó a llamar al personaje de las Navidades Papá Noël. En la mayoría de los lugares se lo conoce como Santa Claus y sí existió.El nombre es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fuera Obispo de Mira en el S. IV, personaje de una enorme bondad y protector sobretodo de los niños. Incluso se le atribuye el milagro de la resurrección de tres muchachitos que habían sido asesinados. No usaba específicamente las ropas que hoy se le atribuyen, pero es posible que de acuerdo a su jerarquía eclesiástica, vistiera un hábito rojo.
  • ¿Sabías que... El villancico es uno de los símbolos de la Navidad. La gente de la villa, los villanos, fueron los que adaptaron los antiguos himnos y cantos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, transformándolos en canciones muy dulces e ingenuas. Son esas las canciones que -en honor de sus autores- hoy se conocen con el nombre de villancicos.
  • ¿Sabías que... En Italia se realiza una competencia de villancicos, desde 1350. Se la denomina como "pastorelle".
  • ¿Sabías que...Los villancicos son coros o estribillos, que se repiten unos a otros, por medio de las melodías. Los ingleses los llamaron Christmas Carols y los franceses Noels. Se llaman Villancicos, pues los primeros se originaron, según se cree, en Inglaterra, en la época de Enrique I, los cantos eran en latín y amenizaban las fiestas de la Corte. "El Canto del Jabalí", era llamado canto del villano, y una especie de diminutivo se transformó en villancico para designar estos coros o estribillos. NAVIDAD ES PALABRA MAGICA.... NO PERTENECE AL IMPERIO..... ES PALABRA DE DIOS HECHA HOMBRE
Share:

¡Feliz Navidad y próspero año 2008!

El arbolito familiar: el trencito es para mi nieto Juan Pablo

Gracías a Dios ¡Llegó la Navidad! Caracas, la Sultana del Ávila, está llena de luces, arbolitos, guirnaldas y pesebres. No hay un solo centro comercial que no esté abarrotado de gente que viene y va haciendo sus compras. En las calles no cabe un auto más: todo el mundo sale a pasear en las noches para ver tan bellos adornos que cubren incluso las riveras del río Guaire. Ciertamente, una vez más se cumple que Navidad es una palabra mágica, después de un año muy fuerte, donde primó la división y la incertidumbre entre los venezolanos, ahora disfrutamos de paz, de reconciliación, de armonía. Este es un pueblo grande.

Ha sido también un año muy bonito para mi familia: nuestra hija menor se graduó de bachiller y ahora estudia Arquitectura en la Universidad, y nuestra hija mayor nos visitó tras largos años de separación por razones ajenas a nuestra voluntad y a la suya. Fueron días muy bonitos según podrán apreciar en la foto que anexamos.

Mis adoradas hijas: Grethel y Rocío

Crecimos en el mundo editorial. Publicamos tres nuevos títulos y me complació mucho poder editar el libro de mi esposa, el cual ha sido muy bien acogido por todos (vean los detalles en otros artículos del blog). Participamos en la III Feria Internacional del Libro de Caracas y lo haremos -Dios mediante-, en la próxima de Bogotá, Colombia.

En fin, tengo muchas razones para dar gracias a Dios por este año, a los ángeles, a los santos y a todas las fuerzas del Universo que nos acompañan en las buenas y en las malas. Felicito en nombre de mi familia a todos los seres humanos que nos han ayudado este 2007, a los amigos e incluso a quienes nos adversaron sin que nosotros supiésemos por qué: es tiempo de perdón. Y les deseo a todos por igual que se cumplan sus deseos y sueños en el 2008.

Me despido regalándoles la letra de un villancico que escribí en la Navidad de 1995:

ENMANUEL

Un niño ha nacido en Belén/la historia no dice muy bien/ si aquello pasó entre los hombre o si fue una brisa/ que transportó su nombre/ a pastores que en sueños te adoraban: Enmanuel

Los reyes llegaron después/ ¡quién sabe si en número tres!/ trayendo regalos que el tiempo desplazó por la vida/ cómo si fueran duendes/ a otros niños que en sueños te esperaban: Enmanuel

Pero yo sé, yo sé, yo sé, yo sé/ que suenan las campanas en Navidad, yo sé, yo sé, yo sé/ qué importa si fue antes o después de Diciembre/ ¿acaso importa el mes?/ si sólo sé que tu nombre, remonta la razón: Enmanuel (bis)

Con mis bellas: Rocío y Felicita. En la fiesta navideña del Parlatino

Share:

Related Posts Display

Popular Posts

Recent Posts

Pages